Hemo Serch cuenta con la tecnología más avanzada para poder tener una mejor cobertura a las necesidades de nuestros pacientes. Con la finalidad de poder entregar calidad y respuesta inmediata, nuestras unidades están equipadas con equipo que puede otorgarnos garantías de tratamiento de primer nivel como lo son Terapias de Hemodiafiltracion.

Hemofiltración a veces es usada conjuntamente con hemodiálisis, llamándose este proceso como hemodiafiltración es un tratamiento crónico en algunos centros. Que consiste en usar grandes cantidades de fluidos de sustitución (60 a 90 litros por tratamiento), las toxinas y los solutos pueden ser removidos del paciente, como por ejemplo la micro globulina beta 2, que es removida mucho más eficientemente con la hemofiltración que con la hemodiálisis convencional.

Deberemos de entender que la hemodiálisis es muy eficiente en remover las toxinas de bajo peso molecular y la hemofiltración es más eficiente en la remoción de toxinas de más alto peso molecular.

En este caso de la hemodiálisis de alto flujo o high flux (HF-HD), la misma se sitúa en una posición intermedia, aportando difusión y convección, pero en menor grado que la convencional el líquido utilizado para la restitución es el mismo dializado, preparado mientras el paciente realiza el tratamiento ("on line" del inglés en línea); con agua ultra pura que por un proceso de doble filtrado resulta estéril.

Numerosos estudios han demostrado su contribución al mejoramiento de la morbimortalidad y calidad de vida de los pacientes dializados con esta técnica.

También se describe una mejor tolerancia hemodinámica. La β2 micro globulina (PM de 11800 Da) es la representante de la mediana molécula que se acumula en los pacientes dializados, y que lleva a complicaciones como el síndrome del túnel carpiano, osteoartropatía y espondiloartropatía entre otras.

Siéndo los niveles de β2 un importante predictor de mortalidad, sus niveles y movimientos intracorporales adquieren relevancia y atención especializada.